martes, 25 de marzo de 2008

Una nota curiosa


Existe una ciudad llamada Ann Arbor en el estado de Michigan (EEUU) en la que existe la extraña y bonita constumbre de poner "puertitas" aleatorias en las casas, bares y tiendas para las hadas.
Los niños les dejan notitas y presentes para que nunca se vayan de alli.
La verdad esque es una de las cosas más originales que he visto en mi vida, yo por si acaso pondré la mia.




6 comentarios:

natanael amenábar dijo...

Qué buenas cosas que estás posteando. No leí hasta recién lo de UTP así que quedó re viejito mi comentario, que igual quedó anacrónico ya, sólo decirte que Icicle a mí me llamó la atención al principio por el piano, y vos que tocás te debe gustar mucho por eso, pero que nunca me terminó de cerrar a mí.

Sobre estás puertitas decirte que es muy lindo eso y que no sé cómo te enteraste ja ja. Capaz que sos una hadilla que tiene una la visa para entrar a Michigan. Lo peor de todo es que quizás están a favor de expulsar a los mexicanos. La otra vuelta un incrédulo y aún vivo enano de Susana, Nelson, paseando por la ciudad americana, se adentró en una casa de familia, confunido, y lo tomaron no lo tomaron como hado y lo expiaron como culpas.

Perséfone dijo...

Que costumbre más bonita, de verdad. Es genial que la gente crea en la magia y una lástima que esta sólo se les "permita" a los niños.

Un diez ;)

Andy dijo...

Que costumbre super linda y muy original... no lo habia escuchado nunca!!!. Me dio ganas de poner puertitas en mi pieza y seguir creyendo, como cuando era chiquita, en la magia, duendes y hadas.
gracias por pasarte por mi blog!!!. Muchos besos!!!

Elisa dijo...

Qué bonito! me ha recordado a Peter Pan, ¿crees en las hadas?

Cloe dijo...

Porsupesto que creo en las hadas!

Criatura Salvaje dijo...

Que ocurrencia! me encanto, es tierno y da esperanza de que las haditas pasan mas tiempo con nosotros del que creemos, no?!