lunes, 31 de marzo de 2008

Dame dolor

boomp3.com

¿Puede el dolor causar el mismo placer que el sexo? ¿Puede llegar a reemplazarlo?
¿Se puede convivir con el dar y recibir en el amor como en el dolor siempre?


Hoy vi por no se si quinta o sexta vez "Secretary" o La Secretaria, una película que trata el tema del sado-masoquismo y que intenta acércanos a él de una forma natural.


Una chica acaba de salir de una clínica por sus problemas masoquistas de autolesión, se hace daño a sí misma para resolver sus problemas internos, dejándo que el dolor se haga presente en ella de forma física. Se presenta ante un "siniestro" abogado para ser su secretaria, este la contrata y aqui se hila una historia de amor sado-masoquista entre los dos.

Él es lo contrario a ella, un sádico que intenta controlarse y que quiere dejar de serlo. Cuando se encuentran hacen la pareja perfecta, uno da, la otra recive. Gracias a él, ella deja de hacerse daño, y gracias a ella, él se deja querer.

Y bueno, esto es lo que digo, ¿no se trata de eso el amor, de dar y recivir?
Cuando lo que sientes es tan duro, tan doloroso necesitas exculparte, a veces necesitas el castigo, a veces necesitas hacerte daño para después ver como la herida se cura, como cicatriza, y los que necesitamos cicatrizar somos nosotros mismos.
De igual o cierta manera ocurre con los sádicos, como dijo el Marqués de Sade "La
crueldad lejos de ser un vicio es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza." Y asi es, todos nacemos con este instinto cruel que nos obliga a querer hacer daño. Ya lo dijo Tori con su "Waitress."





Y el tema de Leonard Cohen lo pongo porque además de ser la canción principal de la película, es buenisima y apta para leer lo escrito.

4 comentarios:

Perséfone dijo...

Sin duda, es un punto de vista bastante interesante,aunque no lo comparto. El amor es precisamente dar y recibir, pero no dolor, jolines. :(

Por cierto, ¡gracias a ti he encontrado una nueva página a la que subir archivos de audio! Que Goear funciona sólo cuando le da la gana. Espero que no te importe que yo también empiece a utilizarla en mi Blog.

Un saludete.

Cloe dijo...

Jaja, bueno, yo no estoy diciendo con esto que yo sea ni masoquista ni sádica, pero si intento entender a los que ven el dolor como una forma de placer.
También creo, aunq no lo haya escrito en el posteo, que una cosa es hacerlo por hobbie o como lo quieras llamar, de manera controlada y nada perversa y otra tener un "problema" con la autolesión, como el que tenía la protagonista de la película, esto es una cosa bien distinta.
Gracias a él ella consigue canalizar su dolor de otra forma, sin dañarse. Es una historia de amor más que otra cosa.

Saludos!

Adán Buenosayres dijo...

Una de las cosas que mas me gustó de "La Secretaria" es la posibilidad de ver una historia de amor lejos de los diagramas habituales que nos muestra el cine. Creo que también la posibilidad de la alternativa se ve reflejada en la búsqueda de placer a través de otros canales. No me disgusta la alternativa del dolor que se conjuga con el placer, para nada. No se, habría que pensar en cuantas ocasiones las pequeñas vibraciones del dolor nos da un vertiginoso latigazo de placer. Incluso las personas que han hecho del dolor un medio de placer consideran en que la moderación debe ser precisa para lograr casi un arte. Alguna que otra nalgada nunca está de mas.


a)que bueno que toques el piano

b)que bueno que me hayas firmado así pude venir a este espacio tan colorido e interesante. te seguiré leyendo de manera habitual


saludos

ana dijo...

he hit me and it felt like a kiss,
cantaba alguien por ahí...