lunes, 22 de septiembre de 2008

Como Mulder y Scully

Creo que fue cuando tenía 11 o 12 años que conocí a un chico del que me hice amiga por acontecimientos total y absolutamente fortuitos y medio subrealistas.
Entablamos una amistad de la que salieron situaciones, conversaciones y vivencias increibles.
Yo obviamente me enamoré de él, y lo hice en el primer momento en que lo vi, parado en la puerta de una casa que no era suya y el me miró de la misma forma.
Crecí con él, porque aunque no nos vieramos todos los días, las veces que estabamos juntos estabamos muucho tiempo juntos.
Hubo oportunidades de poder besarnos, de que pasaramos a "algo más" siempre las había, por su parte y por la mía.
Nunca pasó nada, no pasamos más que de dormir juntos y abrazados, de bañarnos a oscuras en una piscina, de quedarnos solos toda una noche en casa....nunca pasó nada, pero tampoco hizo falta, porque ese amor estaba de igual manera ahí, presente en los dos, como la melodía de una cajita, que solo sale cuando se abre, cuando estabamos juntos.

Después de unos años, cuando fui al instituto me volvió a pasar algo similar. No fue con un compañero de clase, fue con un profesor. Lo conocí cuando tenía unos 14 o 15 años, pero no me dió clase hasta uno o dos años después, aunque las miradas de parte de los dos estaban presentes en los pasillos.
Después de un tiempo ya había una amistad entablada, las clases no eran clases, eran una reunión para vernos. Pero no hay forma de la cual yo pueda redactar esto de la manera en que de verdad se se daban los acontecimientos. Él no era un degenerado, no, nada que ver. Fue la persona más buena, amable, educada y comprensiva que vi en mi vida. El único que me trataba por aquellos tiempos como lo que era y no como lo que los demás tratasen que fuera.

Había silencios, había miradas, había palabras escondidas en una metáfora. Él sabía, yo sabía y en el medio había un profundo respeto y admiración mutuos.

Se describe al Amor Platónico como una de las expresiones imprecisas en las cuales se concede una importancia más espiritual que sensual al amor.
Una forma de amor y amistad en que no hay un elemento sexual o este se da de forma mental imaginativa o idealística y no de forma física.

Y eso teníamos, no hacía falta que pasara nada físico porque lo que teníamos era mejor.
Una vez él se animo a decirme algo, cuando nos despedimos del todo, cuando ya no ibamos a poder compartir más ese hilo platónico. Y fue algo asi como;
"Nunca te voy a olvidar, porque empecé a ser cuando te conocí".

9 comentarios:

Perséfone dijo...

Qué bonito, Cloe.

Has sabido describir a la perfección lo que es un amor platónico, eso que todos (o al menos la mayoría)hemos vivido una veces y otras simplemente padecido, sobretodo durante los primeros años de nuestra adolescencia.

Un 10, campeona.

wallyzz dijo...

hermoso, esa frase del final es: Muy conocida por mis oidos, me retumba casi todos los dias, te felicito gaita, Un Gran Abrazo

Border dijo...

Amor platonico= descripcion de Cloe.
Asi tan simple y sencillo como lo describiste es.

Besote grande.
Buen dia.

Costarossa dijo...

Qué suerte, digo yo, a mi nunca me pasó. Siempre he estado miedosa de hombres, que querrían algo más, y nunca les dejaba demasiado en mi vida, a no ser que ya quisiera algo más de ellos yo misma. :) Con mujeres sí pasó sentir una admiración profunda y nos hicimos amigas.

Sebastián Leonangeli dijo...

El amor platónico no te deja con ganas de algo más?
No confundir con amor adolescente..
El post está muy lindo, describís lo que te pasaba a la perfección.
Besos!

Ivanna dijo...

Uf! Toda mi vida tuve amores platónicos, es muy hermosa la imagen que se tiene de la persona, hasta que empiezan a pasar cosas más allá de lo imaginado, y todo se debilita. Qué melancólica la relación con el profesor, nunca lo volviste a ver?

Raúl Perelló dijo...

Esos amores suelen ser los que más se recuerdan porque, en ocasiones, es mejor no dejar de idealizar algo, porque la realidad puede ser mucho peor.

Besicos varios, querida.

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¡Que bonita la ultima frase!

Yo que recuerde solo vivi una vez un amor platonico, uno de esos en los que sientes una conexion pero nunca pasa nada fisico.
Lo malo (por decirlo de algun modo) fue que duro muy poco ya que no era de aqui sino de Italia y tuvo que regresar a su pais.

Pero fue bonito.

Neutrino dijo...

Por desgracia cada vez el amor platonico se sustituye por otras cosas que tienen que ver mas con el sexo.
Ese amor platonico con el tiempo se idealiza cada vez mas

Un abrazo