martes, 25 de septiembre de 2012

La odisea surrealista (Atascos, Tori Amos, coche averiado, grúa y zombies de Guadarrama)

Hace unos días me enteré de que Tori NuncahetocadoenEspaña Amos venía a Madrid a las charlas que el New York Times suele organizar llamadas "Time Talks" para ser entrevistada a propósito de su nuevo disco "Gold Dust". Las entradas gratuitas y el público tendría la oportunidad de hacerle una pregunta. Imaginaos mi cara cuando me entero de esto... Resulta que la mujer a la que más admiro del universo, esa que nunca ha sido capaz de poner un pie en España (ni Sudamérica) para dar un concierto, a la que las radios y prensa española suelen marginar, viene a dar una entrevista a Madrid pero no a tocar, surrealista.
Y de repente aparece en el telediario de TVE a la hora de mayor audiencia hablando de Obama (¡¿?!!!), en el de Telemadrid, en El Mundo y en El País, y yo ojiplática digo; "¿¡Pero que pasa?! ¿¡Pero que invento es esto?!"

Como sea, para allá que nos fuimos (mi acompañante casi obligado por mi) y yo, saliendo de Valladolid cuatro horas antes y llegando justo a tiempo por culpa de un atasco de tres pares de narices, echando el higadillo por la boca y con unas ganas de ir al baño que ríete tú de los geriátricos y claro, como fue llegar, coger unos cascos, sentarme y empezar la cosa, no me dio tiempo a ir, así que estuve una hora y pico de entrevista más pendiente de mis esfinteres que de Tori y sus infinitos tacones.

Pero bueno, el caso es que salió, guapísima (en serio), con un vestido largo y vaporoso, una chupa-torera de cuero y como ya he dicho, unos tacones que si me los pongo yo me rompo el fémur, el peroné, los tobillos y los dientes. Yo ahí tan feliz con mis cascos, pensando que solo servían para aumentar el sonido de la sala y resignándome a escuchar toda la entrevista en inglés, y así lo hice... Cuando terminó, le pregunto a mi chico "¿Lo has podido entender todo bien?" y me dice; "Claro, llevaba puestos los cascos" y le respondo; "Pero me refiero a que si has podido entender bien el inglés" y me dice; "Esto....Cloe...había un traductor....".
Ese tipo de cosas que solo me pasan a mi por anormal. Pero tengo que decir, que entendí casi todo en un 90% y que hasta preferí verlo y escucharlo así, sin nadie que me tape la voz y la forma de hablar de Tori. 




Habló del proyecto que tiene pensado lanzar en el 2013 "The Light Princess", ese medio musical, medio disco, medio algo. Del nuevo que acaba de sacar "Gold Dust" una especie de recopilatorio pero vuelto a grabar con una orquesta. De su hija (para variar), de como fundó Rainn (para variar), de sus chicas (canciones), de como solo necesita un piano, zapatos, vino y libros para vivir (me cambias los zapatos por vestidos y el vino por Frangelico y soy yo) y de muchas cosas más.


Tengo que decir que cuándo salió me puse a llorar y cuándo una chica del público se puso de pie y entre sollozos le dijo todo lo que la admiraba y lo importante que había sido su música para ella, Tori la subió al escenario, la abrazó y yo además de volver a llorar, pensé "Fuck, si lo ha hecho con una persona, ya no lo hace con dos, así que mejor me callo".Terminó, fui al baño, esperé y allí no apareció ni su sombra, nos dijeron que se fue por el parking, y yo quiero pensar que nadie le dijo que había cuatro frikis esperándola en la puerta porque conociéndola un poco, se que hubiera salido a saludarnos. De igual forma, fuck, fuck y recontra fuck.

La gran odisea continuó en nuestro camino de regreso al estropearse el coche en mitad de la noche en el puerto de Guadarrama. Con un frío que te cagas y esperando a la grúa, a esas alturas yo ya esperaba que vinieran los zombies, por lo menos para animar un poco. Me pareció ver uno, pero después comprobé que estaba siendo sugestionada por mi propio cansancio y mis constantes ganas de que el mundo se vaya a la mierda algún día.
Lo más parecido a un zombie que vimos fue al señor de la grúa, el cual había sido interrumpido de su sueño y su película de Jean-Claude Van Damme para ir a recogernos. Y esto fue todo. 

Una odisea surrealista maravillosa al fin y al cabo, por que por fin he podido ver a Tori a unos metros y escucharla, aunque no sea cantando, espero que la próxima sea completa, con fotos y todo, porque en esta ocasión me quedé con las ganas.

Podéis ver la entrevista completa AQUÍ




1 comentario:

Lucía dijo...

Niña!!! Me ha encantado la entrada de hoy, es simplemente genial :) Al menos ha valido la pena. under the pink para mí es un disco especialísimo, me encanta: su voz, su pelo, ella misma. Un besazo