lunes, 26 de enero de 2009

Pontelo, ponselo y mira

Estoy incubando una gripe y sinceramente, en estos estados no tengo ideas para postear, pero hoy me puse a "Youtubear" y decidí hacer un posteo sobre anuncios de condones, los mejores que he visto

Ahí va la lista:

Sin duda este es uno de los mejores anuncios de condones que he visto, he de decir que los mejores son argentinos, ¿porqué será???




El lechero de todas.



Si no quieres que te pase esto, usa condones.



A situaciones difíciles medidas ingeniosas.



La Bestia



Y por último el que creo que es mi anuncio preferido de todos los que he visto en mi vida.

8 comentarios:

Dardo dijo...

El del pendejo en el supermercado es SU-BLI-ME.

No sólo es súper original, sino que es todo lo que odio de los niños resumido en menos de dos minutos.

Rayu dijo...

muy ingeniosas...
un beso y recuperate...

Stanley Kowalski dijo...

Si este post hacés cuando estás enfermo, no quiero imaginarme los que harás cuando estás sano. Algunos los conocía porque son argentinos, yo también lo soy, pero coincido con vos, el último es el mejor de todos.

Me encanta el nombre de tu blog, pues odio a Britney.
Un abrazo y te espero en mi blog.

Cesc dijo...

En miepoca no ponian esos anuncios... Ni tan siquiera habia anuncios. Ir a comprar condones era más autentico que una peli de ciencia ficción...

El chache dijo...

Se curran mucho estos anuncios.
Es importante que se sepa lo importante que es este producto.
Un saludete

Pablito dijo...

Te falto uno que es fundamental y emblematico. Genial el del chicle, yo lo había visto una que otra vez...

"Ponetelo, tatuatelo, si no hay triki triki, no hay bang bang"

Himno del forro argentino.

Saludos desde Babilonia!

Quiero ser una mantenida dijo...

El de la chocolatada es increible, y el ultimo por dios... me mori, alguien noto el crucifico que hay en el living de la casa cuando el padre le lleva los muñecos "masculinos" a su hijo?!

Neutrino dijo...

Los dos primeros son brutales. El del lechero con final ovejuno sorpresa me pareció genial.