miércoles, 9 de octubre de 2013

Carpetas

A veces me siento inquieta, como ahora, entonces me pongo a hacer cosas que tenía pendientes como por ejemplo, limpieza de libros, cuadernos y carpetas acumulados de toda una vida estudiantil. De lo que nunca me puedo deshacer son de las carpetas, porque de alguna manera, las carpetas eran/supongoquesiguensiendo una seña de identidad, el reflejo de tu personalidad y la muestra de todos tus gustos. Las mías (según los cursos) van evolucionando desde fotos de las Spice Girls, a fotos de Leonardo Dicaprio en la primaria, hasta un collage de Andrés Calamaro, Nikka Costa, Blur, Bob Dylan y un largo etc de grupos y cantantes, y por último otro collage recortes de pastillas, comics y flores, en el instituto. 
Como sea, dentro de esas carpetas están todas las dedicatorias que los compañeros te ponían a modo de recuerdo, de entre ellas destaco estas joyas:

"Antes de encontrar a tu príncipe azul, tendrás que besar muchas ranas"
"La ley del amor idiota: Yo x Ti. Tú x Otra."
"¿Qué es un morreo? Es una acción loca de ojos cerrados, para no ver al hijo puta de quién te has enamorado"
"¿Hombres? ¡¿Para qué?! Mejor cerdos que dan jamones y no rompen corazones"
"Del cielo cayó una estrella pintada de mil colores en la que ponía "Cloe, no te enamores""

¿Es una ley natural impresa en nuestro ADN la de plasmar estas rimas en las carpetas ajenas para que nuestra compañera quede advertida de que el amor es un asco de modo inconsciente? ¿O simplemente una niña coge las antiguas carpetas de su madre y copia en la de su amiga lo que lee y le hace gracia? Yo misma escribí hace un tiempo; "Los días que estoy enfadada siento que el amor es absurdo y los días que estoy enamorada también". Eso lo pondría en mi carpeta actual.

En cualquier caso, esas dedicatorias son avisos de algo que no aprendes nunca... Ya te lo decían con 12 años "no te enamores" y tú ni caso.