miércoles, 1 de septiembre de 2010

Perrea, perrea.

Hace unas semanas apunté a mi hijo al preescolar del barrio, yo solo le voy a buscar a medio día porque a la mañana lo lleva su padre (ni pienses que yo me levanto a horas indecorosas).
El tema es que en el barrio en dónde vivo (y no diré el nombre) como muchos otros barrios de todo el país de Argentina, está infectado de perros, y no de caniches precisamente, son perros grandes, callejeros, sin dueño y sin rumbo. Perros que hacen "bandas perrunas", se juntan entre ellos y caminan a sus anchas por la calle, algunos son solitarios.
No voy a negar mi miedo a los perros en general, es un miedo inconsciente, incontrolable y paralizante, cuándo un perro grande pasa por mi lado puede oler mi miedo el cual yo no puedo controlar aunque quiera.

Pues bien, en mi barrio no hay "algún" perrillo suelto, hay un mínimo de dos o tres perros por calle, por lo general no suelen hacer nada, pero a veces si, te persiguen, te olisquean y si haces algún movimiento brusco o huelen mucho tu miedo pueden atacarte. Esto último es lo que me pasa a mi. Yo no soy capaz de quedarme quieta esperando que el puto perro de los cojones termine de olisquearme para irse tranquilo, yo acelero el paso, el perro también, termino corriendo los mil metros lisos por el barrio y llegando a casa con un ataque al corazón. 
Tengo miedo de que un día me pase eso cuándo vaya con mi hijo de 4 años de la mano, porque un perro de ese tamaño se le sube encima y lo tira. Es inaudito tener miedo de salir de tu casa, no porque te roben, si no por los perros, yo la inseguridad me la paso por la cajeta, a mi me da más miedo un rottweiler que un ladrón.

Hoy podrida hasta los dientes, llamé al Centro de Antropozoonosis para contar lo que pasaba y si podían hacer algo, ¿su respuesta?: -"Desgraciadamente no podemos hacer nada por culpa de la sociedad protectora de animales que denunció hace años a todas las perreras de la republica Argentina prohibiendo las mismas y dejándonos sin permiso para levantar perros de la calle".
Esto quiere decir que me tengo que cagar en mi miedo, en mi salud y en todo y aguantarme, no se puede hacer nada, los perros pueden andar a sus anchas provocando accidentes de tráfico (ni os imagináis la de accidentes que hay por los alrededores de autobuses y coches por culpa de perros que se les cruzan), transmisión de enfermedades además de parásitos y por supuesto la posibilidad de que alguno te ataque y te muerda.

Este es un post para quejarme públicamente de la subnormalidad extrema que adoptan las posturas de las asociaciones de animales, porque una perrera no es un centro de asesinos cazadores de perros, una perrera es necesaria y brinda un servicio a la comunidad.
El perro es un animal creado por el hombre para hacerle compañía, para ayudarlo, para cuidarlo y para amarlo, no para tenerlo abandonado, suelto en la calle, hambriento, enfermo y desatendido.

Un vez más: Me cago en los gilipollas "defensores" del animal que con una venda en sus ojos, dejan desprotegido al ciudadano y al perro en este caso. Manda cojones que ahora un perro tiene más derechos que yo.

8 comentarios:

pablorobles dijo...

Elloco de los perros,
vuelve... siempre
vuelve al dolor.
El perro le muerde
los garrones
y el siempre
lo sabe explicar.

contrasentido dijo...

Las locas de los perros, defienden el instinto salvaje y las mordidas de los perros olvidados.Ellas ciegas desbordadas por la idea de lamor, no distinguen el miedo ajeno.
Suerte

† David der Nacht † dijo...

Y al séptimo día el hombre creó al perro...

Deberían existir más de esas casas para cuidar a los perros y ponerlos en adopción pero quién lo financia?

Border dijo...

Voy a decir una frase que hace bastante no la digo y se puede aplicar en estos casos.
"Hay muchos pelotudos en el mundo y justo mi barrio este añio es la sede mundial"

Besote grande.

NoSoloZaragoza dijo...

Cuando haya una desgracia, entonces se harán eco los mass media y tomarán alguna medida, hasta ese momento nadie moverá un dedo. En fin, cuidadín.

alcorze dijo...

Pues tienes toda la razón. A un crío de cuatro o cinco años si le muerde un perro grande le puede hacer mucho daño.

Es una pena que muchas veces, se confunden las libertades.

blablabla dijo...

Wow...yo pensé que lo de los perros era sólo en Chile y específicamente en Valparaiso. Acá esta plagado de perros....y si estoy de acuerdo en que deberian llevarlos a alguna perrera en donde los cuiden y que a las perras las infertilicen (asi se dice?)
En fin, no deberias tenerle miedo a los perros de la calle se hacen los malos pero son indefensos...ya que al no tener un amo ni una casa no tienen qué defender

te recomiendo que escuches "space dog" de tori, já

saludos!!

QSUM dijo...

Lo mio es aun peor:
le tengo miedo a los perros, pero mas a las perreras!