lunes, 26 de octubre de 2009

Especiales Halloween: El curioso caso de Mina Crandon

Como dije en el posteo anterior hace poco terminé de leer Inamorata o en España "Nunca te enamores de la médium" (¡¿que mierda pasa con los traductores?!) de Joseph Gangemi, una novela basada en hechos reales sobre la famosa médium de los años 20' Mina Crandon (en el libro Mina Crawley) y sus sesiones espiritistas bajo las supervisiones de varios miembros de un comité de jurado creado por la revista Scientific American, uno de ellos es Finch, un joven que tendrá que hacer todo lo posible por desmantelar los supuestos trucos de la médium, pero comente un error, se enamora de ella.

Sobre el libro diré que es simplemente perfecto, muchísimo mejor de lo que esperaba, dejándome tan sumergida en este mundo y en su protagonista que aun hoy después de varios días de haberlo terminado sigo leyendo e investigando sobre el tema. No hay casi nada en español sobre ello así que hoy y siguiendo con los posteos "halloweenianos" hablaremos sobre esto.

Mina "Margery" Crandon vs. la ciencia

(Margery fue el seudónimo que la prensa le acuñó en su día para no desvelar su nombre real, pero poco después se sabría su vida de cabo a rabo)
Mina era una persona de muy buena posición social, casada con un cirujano y ginecólogo, un día casi por casualidad se da cuenta de su percepción paranormal como médium y dice poder contactar con Walter, su hermano muerto.

En 1924 la famosa y reputada revista Scientific American ofrece 5.000 dólares a quién pueda demostrar pruebas concluyentes de manifestaciones psíquicas, sir Arthur Conan Doyle recomienda a Mina como la persona perfecta para demostrar estos fenómenos, era joven, era guapa, no tenía problemas económicos y además su marido era hombre de ciencia, tenía las coartadas perfectas para demostrarlo.
Así fue como un jurado compuesto por varias personalidades del mundo de la ciencia y la investigación, entre ellos Harry Houdini, se adentraron en una serie de sesiones espiritistas con Mina Crandon a la cabeza.

Mina con dos manifestaciones ectoplasmáticas

Durante las sesiones hubo de todo, posesiones por su hermano Walter, trances, materializaciones entre otros y por un tiempo se pensaba que lo iba a lograr, incluso algunos periódicos se adelantaron a afirmar que ganaría el premio y que sus poderes paranormales eran reales, y es que había bastantes discordias entre el comité, y casi cuando fueron a votar en positivo para Mina, Houdini (que en ese momento se enontraba fuera del país por un tiempo) se indignó tanto al enterarse que volvió al comité solo para demostrar el fraude de la médium, de hecho, esto supuso una etapa en los actos de Houdini, llegando a escenificar el fraude al público y a escribir un folleto que describía como se lograban algunos de los efectos más básicos. (Aquí parte del folleto escrito por el propio H. Houdini con ilustraciones, en inglés)

Houdini inventó una caja de madera herméticamente cerrada en donde hizo entrar a Mina para que desde ahí convocase al espíritu de Walter e hiciera sonar un timbre dispuesto para él, el timbre sonó pero Houdini encontró después una regla articulada dentro de la caja y supuso que Mina la uso para tocar dicho timbre (con sus pies, claro) y así (junto con otras teorías que se hizo durante las sesiones) arrebató a la médium el premio de Scientific American, de una sola tocada.

H. Houdini metido en la caja que inventó para Mina Crandon

Vale la pena decir que Mina Crandon fue la causante de romper la amistad que desde tanto tiempo unían a H. Houdini con Arthur Conan Doyle, uno por escéptico y el otro por fanático.

En 1925 volvió a ser juzgada por un comite de Harvard, si bien volvieron a reiterar el fraude, hubo muchas cosas que no se pudieron demostrar y que hoy en día dejan en duda el mundo de los médium y haciendo a Mina Crandon como una de las más espectaculares de la historia.
Los increíbles ectoplasmas y la aparición de manos teleplasmáticas nunca pudieron ser clarificados, hasta el punto de levantar rumores como que el marido de Mina había alterado sus genitales para esconder la mano teleplasmática.

Esto no hizo que Mina dejase el espiritismo, de hecho mucha gente creía en sus facultades y siguió con sus sesiones hasta el día de su muerte en 1941.

Sesión de espiritismo con materialización de un ectoplasma saliendo por el oído de Mina

Sin duda, me parece una historia fascinante, como muchas de otros mediums que lograron desquiciar a gran parte de la comunidad científica de antaño. Y es que ¿quién no sentiría aunque sea un poco de respeto en una sesión a oscuras en donde una voz de habla al oído, o en donde una sustancia indescriptible sale por alguno de los orificios de un/a médium o en donde una mano te acaricia?

Claro, que como dice uno de los párrafos del libro de Gangemi en el que los miembros del comité empiezan a cantar en el medio de una sesión mientras esperan al supuesto fantasma; "Debió de ser el cansancio, supongo, unido al deseo de recuperar la poca dignidad que nos quedaba, riéndonos de toda aquella situación tan ridícula. Al fin y al cabo, éramos un grupo de hombres adultos cogidos de la mano en una habitación a oscuras. ¿Que otra cosa podíamos hacer, sino ponernos a cantar?"

4 comentarios:

...Y3s5 dijo...

Increible...

OK, soy taaan ateo que ni siquiera creo en Obama (cada que hay un presidente negro, es el fin del mundo...), pero el espiritismo siempre me ha fascinado...

Creo que supera un prejuicio sobre creencias, fanatismo o escepticismo, el mundo de lo paranormal implica una busqueda primitiva por superar la insoportable barrera de ser entes fisicos, buscar, quizas inutilmente, quizas triunfales, encuentros con entidades que han escapado a la nimiedad humana...

He dicho, XD....

Para cuando el nuevo disco, Cloe???, jaja

Frenzo dijo...

Excelente post, y muy buena también la foto de Cloe Zombie!

Me quedé pensando en que pocos misterios como estos hay por estos días, que poco contacto con apariciones ectoplasmáticas, espirituales o alienígenas.

Durante siglos a mucha gente se le aparecía la Virgen, pero últimamente sus vistas al mundo material son cada vez más raras (aunque hace un tiempo se le apareció a una mujer de San Nicolás y le indicó donde debía construirse una iglesia; el templo ya está casi terminado y la mujer todavía vive en San Nicolás).

A fines del siglo XIX y principios del XX, los espíritus daban vueltas por todos lados, hacían ruido, se sacaban fotos, pero después volvieron a la dimensión ectoplasmática.

Con éxodo del ectoplasma, se iniciaron las visitas de los extraterrestres. Muchas fotos de platos voladores, OVNIs, UFOs, etc. Los ETs venían acá sin mucha discreción, de vez en cuando raptaban a algún terráqueo o terráquea, lo estudiaban y después lo devolvían a la tierra. A veces también tenían relaciones sexuales con ellos.

Pero ultimamente, nada de visitas. Pareciera que la ciencia finalmente venció a la Virgen, a los espíritus y los aliens.

blablabla dijo...

que buen post, me dieron ganas de leer el libro.
intrigante historia

saludos

gatoreloaded dijo...

Sería bueno un Post para explicar el ectoplasma ta bueno el Blog.

Saludos