jueves, 2 de octubre de 2008

Sumergida en un mundo ultrasónico


En días como estos en los que estoy griposa me pasan cosas extrañas, y no hablo de ver elefantes rosas por la gripe o asustarme cuando me miro al espejo (que bien comprensible sería).
Sucede que lo que me pasa está más allá de lo que las palabras pueden expresar porque está en mi cabeza. No sé si serán lo chuchos de calor-frío, la fiebre, el dolor de cabeza, el dolor de garganta, el dolor de panza o que mierda es pero cuando estoy asi de hecha pelota mi cabeza empieza a componer sola, estoy ahí, tirada en el sofá mirando a la nada y de repente suena la música dentro, me retumba en los oídos, primero una melodía (siempre de piano), después otra y otra y asi sucesivamente. Después se cuela un violin, se sobrepone una batería y se oye de fondo un bajo o contrabajo, y se forma todo un tema.

También me salen versiones de otras canciones de la gorra, de la misma manera, ahi delirando, con la compresa fría en la frente y el sudor cayéndome por la cara, empiezo a escuchar toda una versión de algún tema conocido. También escucho como sonaría mi voz en ella, a veces (aunque esto es algo mucho más psicótico) me puedo imaginar la voz de Tori Amos por ejemplo (porque tal vez es la que más oí a lo largo de mi vida y la que más conozco), interpretando cualquier tema que se le cante a mi cerebro, no de ella, no de los que escuché alguna vez, si no temas que ella nunca cantó, puedo oirlos perfectos, con sus tonos con sus chuecas, si, tal vez yo estaría mejor en una habitación acolchada, pero mi mente trabaja asi.

Ayer por ejemplo me salió una versión de Siouxsie and the Banshees "Cascade" y juro que mi mente dió con cada nota, cada movimiento. Hacía mucho tiempo que no la escuchaba, pero no quise escucharla hasta poder arrastrarme hasta el piano y tocar mi versión. Mi versión que solo se tiene que conformar al hacerla con un piano y una voz griposa, pero mientras la toco ahi están todos los demás instrumentos, no me hacen falta en casa, me hacen falta en la cabeza, en donde están siempre.


12 comentarios:

Perséfone dijo...

No hay duda: tienes alma de artista.

Recuperate pronto.

Un abrazo.

Felipe dijo...

Wow, la verdad que te envidio. Ojala pudiera tener esa facilidad para componer!

Sebastián Leonangeli dijo...

Y bueno, Bob Dylan empezó a ser conocido cuando tenía gripe, porque le daba una voz particular.
Me reí con el post porque yo también estoy con angiva virósica y antes de entrar estaba en el piano haciendole algunos arrelgos a Yesterday, así que entiendo a lo que te referís :)
Besos y mejorate!

Costarossa dijo...

Yo sólo oigo el exagerado tic tac de reloj en ocasiones así que me molesta, así que estoy de acuerdo con felipe, envidia es lo que se siente. :)

_zero_ dijo...

dejelo fluir doña ... mucho jarabe de palo ... y mandioca ...

¿?

que te mejores ... ( yo estoy con gripe ¿? )

en fiiiiiiiiiiiiiiiiin ...

vesos a la española ...

Cesc dijo...

Pues con tanta composición, quizás convendria que no te recuperaras y así podrias componer, crear, dejar fluir....
No se a vos, pero a mi cuando me llega la inspiración, la dejo que salga hacia afuera.......
En todo caso, llevo un catarro encima de muerte......

Saludos!!

Cesc dijo...

Yo pensaria, para una vez que me llega la inspiración.......
mejor seguir estando acatarrado.
Sigue "componiendo". Es una manera de hacer salud!!!!

Saludos

Cesc

wallyzz dijo...

que buen tema de sioux me encanta ese tema, recuperate pronto gaita... Abrazo sonrisa y beso

Juan dijo...

Cloe! Con respecto a mi blog:
Fijate que nunca dije que estuviera gorda.
De hecho, tiene como 8 kilos más que en 2003 y aún eso no es estar gordo.
Sólo sugiero que está dejada. Aunque las fotos están escogidas para ese efecto.
Hay que reírse del idolo. Ojo, me gusta mucho la banda.
Aclaré esto porque no quiero que te quede una idea amarga de mi post.
Aguanten los cuerpos diversos y gente como Kate. Y vos y yo porque estamos buenos pero también somos talentosos (?)

Emilio dijo...

Ánimo con esa gripe, espero que te recuperes pronto! Al menos tienes suerte, yo alucinaba con dragones rojos cuando tenía fiebre alta de pequeño.

Raúl Perelló dijo...

Para que veas que una buena gripe sustituye muchas veces a un montón de drogas. Dinero que nos ahorramos.

Besicos varios, querida.

dany dijo...

es el arte que bro ta de las situaciones mas raras..no hay duda de tu condicion de artista..besito