lunes, 12 de mayo de 2008

Menos mal que solo es una vez al mes....

El sábado tocó hacer la compra del mes...

Salimos de casa a la 1:30 del mediodia. No tenemos auto asique como siempre me toca luchar con el cochecito, el niño y la gente en dos colectivos (autobuses para los de fuera). Eso ya me quita las ganas de seguir.

Llegamos como tres cuartos de hora después. El niño se durmió, bien. Vamos a comprar y después comemos. Todo empieza bien, tranquilo, hasta que paso por la sección de pañales y me cago en su puta madre, ahi hay una tele con Mickey Mouse a lo que mi hijo más conocido como oido superpoderoso levanta el párpado y se pone a ver la tele.
Mickie termina y empieza otra cosa, a lo que el niño se pone a llorar, ahora hay que pagar lo que hemos comprado (tres cosas) e irse a comer.

Cola interminable en Mc Donals con llanto de fondo, les dejo bien clarito a las chicas que me pongan ketchup, mostaza, mayonesa, la coca sin hielo y el juguetito de la cajita feliz porque como se olviden de algo y me toque volver a hacer esa cola por un puto sobre de tomate las voy a romper la cabeza.

Vuelta a la compra, ¿pero de donde coño sale tanta gente?. Después de un llanto de una hora el niño se calla, asique con la panza llena (puffff) a caminarse todo el local (kilométrico).

Paso al pasillo de las conservas, de repente aparece un oso gigante y azul, es el oso Nestúm de Nestlé. Saluda al niño y me saluda a mi (¿?).

La compra sigue su curso, paso de pasillo, otra vez el oso nestúm, ¿cómo mierda se cambió de pasillo tán rápido? Viene y me da un sobre de muestra.

Pasillo de pan y cereales, ¿a que no adivinas? el puto oso otra vez. Vuelve a saludar, yo empiezo a desquiciarme un poquito.

El niño llora otra vez, (no me extraña, yo también quiero), la gente me mira, ¿porque cojones me mira todo el mundo cuando el niño llora? ¿Qué se creen, que lo estoy maltratando? ¿Tengo cara de Vienesa yo o qué?

Pasillo de los congelados, otra vez el oso de mierda, me sigue, estoy segura, de otra forma no me lo explico, pero obvio que si le digo a alguien que un oso gigante azul me persigue por un supermercado voy al manicomio de cabeza.

Después de una hora esperando el puto remis llegamos a casa, son las 7:00 de la tarde, hay que joderse, y esto lo hago una vez al mes, si sumo todas las horas que paso a lo largo del año en el supermercado creo que me mato.

10 comentarios:

wallyzz dijo...

Placeres de la Vida Conyugal !!!!

A mi me mandan solito al super, me encargo de todo, hasta de doblar las bolsitas cuando sacan la mercaderia de ellas....


Dominadiisimoooooooo

jajja



Abrazo sonrisa y beso

Perséfone dijo...

Jajajajaja pobrecita mía.

Me hubiese encantado ver una lucha Cloe VS oso azul. xD

Por suerte te lo tomas con humor.

Un saludo, encanto.

Bichicome dijo...

Que divino... por eso no hay que tener niños y hay que vivir cerca del super.

Javier dijo...

ah, nena! con ese título pensé que te habías indispuesto! jejejee

saludos!! :)

Elisa dijo...

Sí, es mejor que no digas lo del oso azul, no creo que te creyeran muchas personas, pero estoy de acuerdo con perséfone, una lucha a los street fighter habría sido cuando menos curioso :P

Emilio dijo...

Muy bueno lo del oso azul! ya empecé el día con una sonrisa! Oye, una pregunta, cuando dices "tengo cara de Vienesa" a qué te refieres? es que no conozco esa expresión, no la había oído antes. Supongo que no debe ser algo bueno, por el contexto de la frase!

Un saludo!

Cloe dijo...

Wallyzz: No te creas que eres el único que dobla las bolsas...mi marido también, jaja.

Perséfone: Si no me lo tomo con humor voy al psiquiátrico en serio.

Bichicome: ¡¡Ni que lo digas!! Sobre todo lo de vivir al lado del super.

Javier: Jajaja, tienes razón, no me di cuenta de la conexión.

Elisa: Pues nada, lo dicho, al mes que viene me voy con la cámara y si está el oso lo cago a patadas.

Emilio: Lo de "tengo cara de vienesa o que?" fue un chiste (malo) que me inventé por lo de los casos de viena, el Josef Fritzl, el caso de Natacha Kampusch, etc... muy malo, muy malo el chite.

Scar dijo...

¡¡¡No puedo dejar de pensar en un oso azul gigante corriendoté por los pasillos del super!!!!

¡¡¡gfjajajajaajajaa!!!!

(¿"Gfjaja.."?) (sí, yo me río como quiero)

Ah... si las McAndroides no te dan el Ketchup, se sabe, no se vuelve a hacer la fila.

Perséfone dijo...

Nenaaaaa, te he dejado un recado en mi blog.

¡Pásate a recogerlo!

Cloe dijo...

Scar: Si, sé que no hace falta hacer la cola otra vez por un sobre o una servilleta, pero a veces estas el mismo tiempo esperando a que te hagan caso o a que te lo den que en la fila, es como cuando después de pedir el menú pides un puto helado de mierda y te mandan al puestito de la calle a por él y esperas otro cuarto de hora, lo odio.

Perséfone: Gracias, lo vi. De momento hoy pondré otro posteo que no puedo dejar de hacer, mañana haré el otro.